RÉGIMEN ESPECIAL PARA SOCIEDADES ARRENDADORAS DE VIVIENDAS (IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES 2022)

Requisitos para poderse acoger al régimen especial de sociedades arrendadoras de viviendas

Dentro de la sección sobre regímenes especiales de la Ley del Impuesto de Sociedades (LIS), encontramos aquella que se aplica a las sociedades cuya actividad económica principal es el arrendamiento de viviendas situadas en España, siempre y cuando las hayan promovido, construido o adquirido.

Para poder acogerse al régimen especial de sociedades arrendadoras, además de llevar a cabo la actividad económica descrita en el parágrafo anterior, dicha sociedad debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Contar con al menos una persona empleada con contrato laboral y jornada completa.
  • Que el número de viviendas arrendadas (o en oferta de arrendamiento) sea siempre igual o superior a 8.
  • Que las viviendas sigan arrendadas (o en oferta de arrendamiento) durante al menos 3 años.
  • Que las actividades de promoción inmobiliaria y de arrendamiento sean objeto de contabilización separada para cada inmueble adquirido o promovido, con el desglose que resulte necesario para conocer la renta correspondiente a cada vivienda, local o finca registral independiente.
  • En el caso de desarrollar actividades complementarias a la actividad económica principal de arrendamiento de viviendas, que al menos el 55% de las rentas, o, alternativamente que al menos el 55 % del valor del activo de la entidad, sea susceptible de generar rentas que tengan derecho a la aplicación de la bonificación anteriormente citada.

Cabe destacar que no es obligatorio que dicha actividad económica de arrendamiento se realice de forma aislada, pues es posible compatibilizarla con otras actividades económicas complementarias, por ejemplo, el arrendamiento de locales, la transmisión de inmuebles arrendados una vez trascurrido el periodo mínimo de mantenimiento de 3 años.

Nuevo porcentaje de la bonificación en 2022

El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022 fija una gran disminución en el porcentaje de la bonificación aplicado sobre la cuota íntegra que provengan del arrendamiento de viviendas, pasando del 85% al 40%. Esto significaría que, el tipo efectivo de gravamen resultante en la práctica sería el 15%. Esta modificación estaría en alineación con la denominada “tributación mínima”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

es Spanish
X